Preparándonos para escuchar y ver la 9ª Sinfonía de Beethoven (III)

¡Hola de nuevo!

Hoy vamos a escuchar el segundo movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven. Como ya os comenté en el primero, los movimientos de una sinfonía suelen titularse con la indicación de tempo que llevan, pero en este caso nos dan un dato más:

2º movimiento: “Scherzo: Molto vivace – Presto”.

Como podéis leer, este movimiento llevará un tempo “Molto vivace” (= muy animado y vivo) y después “Presto” (= bastante rápido). Pero al principio pone SCHERZO, y esto no es una indicación de tempo, sino un tipo de obra musical (como sabéis hay muchos tipos de obras musicales, cuyo nombre indica unas determinadas características, como Sonata, Vals, Rondó o la misma Sinfonía).

¿Y qué es un scherzo? Para empezar os diré que la palabra italiana “scherzo” quiere decir “broma”. Probablemente hayáis visto alguna vez la palabra “scherzando” en obras musicales, y esto es para pedir que se interprete de forma “graciosa o juguetona”. Con ese nombre intuiréis que no se trata de una forma lenta ¿verdad? El Scherzo suele estar en compás de 3/4 y lleva siempre un tempo rápido. Era muy común que en una Sonata o Sinfonía el segundo o tercer movimiento fuera un Scherzo.

Podréis comprobar que el Scherzo de la Novena está en compás de 3/4 y no sólo va rápido, ¡va a toda pastilla! y por eso el director no tiene necesidad de marcar los tres pulsos (además de que acabaría con dolor de brazo) y marca sólo el primero de cada tres. La forma del Scherzo suele tener tres partes, siendo la primera y la tercera la misma (normalmente con alguna pequeña variación).

El segundo movimiento de esta sinfonía comienza con una introducción cortísima pero muy intensa, que seguro no os dejará indiferentes. Cuando vaya a empezar, estad todos atentos al percusionista que toca los timbales, que además tendrá mucho protagonismo en este movimiento:

Y tras esta llamada de atención comienza el Scherzo. Fijaos cómo la célula rítmica del principio (¡PAM param!) aparece constantemente:

Ahora comienza un juego de voces en el cual unos instrumentos se contestan a otros: la cuerda, el viento madera y, por supuesto, el timbal. Después de este juego llegan todos a un gran tutti orquestal.

Y a partir de ahora comienza la segunda sección del Scherzo, a la cual se denomina TRÍO, y veréis que es una parte mucho menos “tormentosa” que la primera sección. Cambia a un compás binario (2/2) y tiene unas melodías más tranquilas y delicadas, aunque algo juguetonas (a mí me recuerdan un poco a la Sinfonía “Pastoral” de Beethoven). Y tras esta sección más relajada, volvemos a la introducción impetuosa del principio, con el ¡PAM param! del timbal:

Y tras el toque de timbal, se vuelve a repetir toda la primera parte del movimiento (como os comentaba, la tercera sección suele ser igual o muy parecida a la primera). Éste es un buen momento para recordar todo lo que escuchamos al principio y fijarnos en instrumentos distintos a los que nos fijamos la primera vez:

Y por último, la CODA, que esta vez es mucho más corta que la del primer movimiento y además hace una cosa muy divertida: veréis que la orquesta va haciendo un crescendo hasta que llegan de nuevo al tema que sonaba en el Trío, interpretado por los oboes y las flautas. Parece que se va a repetir de nuevo pero… fijaos cómo el director ¡los corta de repente! Y por último toda la orquesta hace el final y… ¡se acabó el movimiento! ¡Vaya corte! ¿Será esto una “broma” del scherzo? 😉

Anuncios

Un comentario en “Preparándonos para escuchar y ver la 9ª Sinfonía de Beethoven (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s